TITULARES Y TRONOS

NUESTROS CRISTOS

Las imágenes que la Cofradía ha tenido hasta ahora de Cristo Resucitado han sido tres.
Durante un siglo, Úbeda ha visto pasear por sus calles el Domingo de Resurrección tres resucitados diferentes. Y sin lugar a dudas podemos decir que ésta última imagen es la más lograda. Pero detengámonos imagen por imagen.
Primera.- Al crearse la Cofradía y con la ilusión propia del que desea fervientemente verla procesionar inmediatamente se dan los primeros pasos durante el último semestre de mil novecientos seis para conseguirla. Se hace un contrato con una casa de Zaragoza por la que se le adquiere una imagen por 575 pts y un Banderín por 100 pts. Así que por un montante de 675 pts se adquiere todo para poder procesionar en la Semana Santa inmediata. Hemos de decir que la Cofradía desde su fundación hasta ese contrato había logrado reunir tras muchos esfuerzos la cantidad de 482,50 pts.

Esta imagen como se ve en la foto superior era pequeña con el brazo derecho en alto, casi imitando el saludo romano, en la izquierda se le colocaba el lábaro de gloria ,banderín que en aquellos tiempos era frecuente ver en resucitados.. Tras de él un rosal, símbolo de la nueva vida que con la Resurrección promete Dios. Es de autor desconocido y por la manera de adquirirla bien podríamos decir sin equivocarnos mucho que pudiese estar hecha de forma standard.
La imagen desapareció, como tantas otras, por los efectos devastadores que sobre las imágenes tuvo la guerra civil española.


Segunda.- De esta segunda imagen tampoco ha querido el tiempo que nos llegue noticias de su autor. También es una imagen pequeña, de abundante melena. La presentación difiere en que el lábaro es sujetado por la mano derecha (aunque en ocasiones se le cambiaba de mano) colocándosele en la izquierda una o dos rosas con los colores propios de la cofradía. Parecida a la anterior en el cubrimiento , pues dejaba desnudo sólo el pecho de Cristo, el resto es tapado con una extensa sábana que sirve, de manera algo torpe, para causar la ilusión óptica de una levitación.


Tercera.- Y actual ha salido de las manos del insigne escultor malagueño Francisco Palma Burgos la imagen fue realizada en su taller de Andujar y terminada el día 4 de Abril de 1949 y donada a la Cofradía por D. José Anguís Acosta




NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ

Datos extraídos de la web

Con la advocación de Nuestra Señora de la Paz venera la Cofradía a Santa María, Madre de Jesús. A continuación ponemos algunos rasgos técnicos de esta imagen:
AUTOR: D. Bartolomé Alvarado Carrasco
VESTIDOR: El propio autor estuvo vistiendo durante mucho tiempo a la Virgen asistido por las camareras. Durante un tiempo la vistieron las camareras y en la actualidad vuelve a vestirla su mismo autor.

FECHA DE ADQUISICIÓN: 1.970

PROCESIONÓ: Lo hizo por primera vez en 1.972
MEDIDAS: Un metro y setenta y cinco centímetros.
MATERIALES: Pino de Flandes

OJOS: Tallados y policromados en azul.

MIRADA: Frontal
POSICIÓN DE LAS MANOS: Abiertas. En la derecha sujeta una rama de olivo y en la izquierda un rosario.
COLOR DEL MANTO: Rojo burdeos.
MANTO: Adquirido en artículos religiosos Roses de Castellón en terciopelo bordado en oro, luego el bordado fue traspasado a otro terciopelo nuevo por las Hermanas Dominicas de Jaén.
RESTAURACIONES: La cara ha sido retallada en varias ocasiones por su propio autor.
Texto Francisco Gonzalez Moral


TRONO DE JESÚS RESUCITADO Bajo un proyecto de D. Francisco Palma Burgos, se inicia en 1959 y en los talleres de D. Juan Alvarado la construcción de un nuevo trono (llamado de carrete) para Jesús Resucitado; tras muchas dificultades económicas pudo ser estrenado el 17 de abril de 1960 domingo de Resurrección. El coste de este trono ascendió a 93.887 pts. El antiguo fue vendido a la Cofradía del Santo Entierro para portar a la Virgen de los Dolores de la cercana localidad de Jodar. Esta foto pertenece al estreno del trono en 1960.






TRONO DE NTRA. SRA. DE LA PAZ

El día 2 de enero de 1980, se firmaba el contrato entre D. Manuel López Martínez presidente del Resucitado y el artesano local, D. Ramón Cuadra Moreno con el fin de hacer un trono para la Virgen de la Paz, este se valoro en 800.000 pts., el proyecto se haría en dos fases, la primera valorada en 350.000 pts. que debería estar entregada a finales de marzo con el fin de que se pudiera procesionar ese mismo año y la segunda en 450.000 pts, pero esta fase tardo mucho tiempo en hacerse tanto que el presupuesto de la segunda fase se disparo de precio con el transcurrir de los años, ya bajo el mandato de D. Francisco Reyes Prieto se procedió a hacer la segunda fase pero no fue D. Ramón Cuadra el que la hizo ya que su presupuesto casi se triplico y se le encargo el trabajo a D. Pedro Arias Herrador, este trabajo rondo el millón de pesetas.